Mi nombre es Sebastián Isael Pla Martorell, aunque todos me conocen por Isael, y este es mi pequeño blog. Escribo sobre lo que me apetece, pero sobre todo, escribo para Dios.

viernes, 31 de agosto de 2012

Forcades: la bestia de la "catalana terra"


Una prefiguración provinciana de los novísimos.

En los últimos tiempos, nos dice San Juan que surgirá del mar una bestia. La Bestia, para ser más exactos. El Anticristo, que se hará adorar como Dios en su Templo, causando con ello la "abominación desoladora" o "la abominación de la desolación", y lo que ya sabemos.

¿Qué es el mar? El mar simboliza el mal. En el Apocalipsis, el mar es una gran multitud, la masa, la chusma. O una idea, de la que el Anticristo es encarnación.

¿Y la tierra? La religión.

Del mar, de la masa, de la chusma, saldrá el Anticristo. Y será señalado y legitimado como salvador por una figura religiosa, el falso profeta, la bestia de la tierra, semejante a un cordero, dice el Evangelista Místico, pero con voz de dragón.

Muchos intérpretes han visto en el falso profeta un antipapa, un Papa no legítimo. Un ministro de la propaganda del Anticristo, digamos, pero con autoridad religiosa. El Goebbels mitrado del futuro Hitler mundial.

Ideas e ideologías anticrísticas las ha habido a lo largo de la Historia, y han zarandeado a la Iglesia como al trigo: ya se lo advirtió Jesús a Pedro. He aquí la concreción de una de ellas.


Sor Forcades, saliendo de la Tierra para dirigirse a un Mar.

El sábado 25 de agosto, en una región de España, nos econtramos con esto: a la famosa hermana Forcades proabortista y desobediente, acogiendo una marcha nacionalista y justificándola con razonamientos teológicos. Aquí tenemos a una "falsa profetisa", que semejante a un cordero, pues va vestida con hábito, habla como un dragón: legitima con argumentos pretendidamente sacados de las Sagradas Escrituras un mar, un mal, el nacionalismo, sin cabeza clara, sin Anticristo evidente con barretina. ¿Será Mas quien opte a tan desgraciado cargo?

Sin necesidad de una cabeza para el cuerpo que es la masa, ya se ha producido sin embargo una abominación desoladora, pues el nacionalismo, idolatría, se ha infiltrado en la Iglesia que peregrina por esa región para anunciar a Cataluña antes que a Cristo, para convertirla en una simple agencia cultural. Para hosanar un terruño, una criatura, antes que al Creador. Y aún se debería hablar un poco de eso, porque el nacionalismo es criatura, pero su creador no es Dios.

Y todo permitido por la Abadía de Montserrat, algo que me parece de suma gravedad. ¿Cómo se han prestado a eso? ¿Cuándo empezaron a dejar pasar las aguas sucias del demonio, de gente a la que, en el fondo, les da igual Cristo? ¿Piensan que así, contemporizando con el mundo, llevarán alguna alma a Dios? No, no lo harán. Odian lo que es de Dios porque son del mundo. Si alguno de ellos se convierte, ¡no irá a Montserrat a encontrarse con Dios, porque lo que les ofreció el mundo y su señor es lo que encontrarán allí!

Desgraciadamente, de la "catalana terra", como dice el Virolai, la canción de Montserrat, ha salido una Bestia. Lo fue antes Xirinacs, y pagó a quien servía como éste le pedía, como siempre pide. Lo que pasa es que el cura loco antes se secularizó. Ahora le toca a la Forcades, que para el pesar de los católicos y vergüenza de su superiora y su Obispo, sigue siendo monja y sigue abriendo la boca para rugir como dragón.

Cuenta rigurosa derán todos ellos, cuenta rigurosa. Pero hasta entonces, ruina de las almas que les encomendaron guardar.


¡Viva Cristo Rey y Viva Nuestra Señora de Montserrat!









2 comentarios:

  1. Hola amigo,la verdad es que esta persona es como una espina que tengo que no me deja tranquila. Ya hace años empezó con el aborto,pero esta incursión de ahora me preocupa más porque toca in punto débil de mucha gente y ella aprovechará para airear a los cuatro vientos sus ideas perversas -pero bien razonadas- dado que se ha instruido bien. En el convento parece ser que la apoyan pues le han puesto personas para que le ayuden (?).
    Y lo cierto es que son de clausura(creo)..Tristísimo,están recogiendo firmas.
    Saluditos. pd. lo de Lita viene porque mi nombre es compuesto, Isabel (de pequeña Isabelita,)de ahí lo de Lita. Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Sí, Lita, lo de la Forcades es todo muy triste. Sor Calamidad deberían llamarla. Desobediente, proabortista, metida en política... No sé a qué esperan a advertirla, la verdad. De momento a nosotros nos toca rezar y decir las verdades, pero me da que esto acabará pronto.
    ¡Un abrazo, Isabelita!

    ResponderEliminar