Mi nombre es Sebastián Isael Pla Martorell, aunque todos me conocen por Isael, y este es mi pequeño blog. Escribo sobre lo que me apetece, pero sobre todo, escribo para Dios.

miércoles, 2 de junio de 2010

¿Es un pajaro? ¿Es un avion? ¡No, es...!

Mi ordenata sigue padeciendo el virus de la doble tilde, asi que ¡patadon a la ortografia!

Hoy es el dia de San Justino, martir por confesar su fe. Ruega por nosostros.

Dicen que cuando uno se enamora ve el rostro del amado o amada casi en cualquier parte, en cualquier persona y en cualquier circunstancia. A mi me pasa con Dios uno y trino, con Cristo, la Virgen, los angeles, los santos y la Iglesia. Mi amor por ellos hace que muchas cosas, en apariencia ajenas a todos ellos, sin embargo tengan una relacion evidente... para desesperacion de mi hermana, pobrecita, a la que hago escuchar todas mis ocurrencias segun atraviesan mi craneo; ella intenta escapar, pero no la dejo. Soy un torturador.

Pues bien, ahora le toca a una imagen de Superman. Los superheroes siempre luchan por la justicia y la paz, por lo que de cristiano tienen mucho ("Si quieres la paz, lucha por la justicia" decia Pablo VI). Pero ahora me estoy refiriendo a una imagen concreta, muy concreta, del heroe de los heroes.

Cuando nos imaginamos al ultimo hijo de Kripton (Kar-El, con esa terminacion tan hebrea y que tanto dice) lo vemos volando, como no, o levantando un coche (¡que digo un coche, un autobus!), haciendo aterrizar un avion, echando rayos por los ojos o aliento helado por la boca, en fin, haciendo cosas tremendisimas de Superman. Pero una de esas cosas que tambien hace para salvar gente es... sustituir con su cuerpo el trozo de via ferrea que un accidente o un malo malisimo ha partido, y permitir que el tren, que no puede detenerse, pase sobre el.

Para entender lo que quiero decir, basta con sustituir la imagen en horizontal por una en vertical. ¿Y que tenemos? Pues ni mas ni menos que la famosa Escalera de Jacob por la que vio subir y bajar angeles en un sueño; la escalera que Cristo identifico con si mismo; la escalera hacia el Cielo.

Cuando el hombre se enemisto con Dios la fluida relacion que habia se rompio; esa relacion amorosa e inocente, en que el hombre iba desnudo sin avergonzarse, y Dios lo visitaba en el Eden para charlar y pasear, la rompio la primera pareja, como la rompemos siempre que pecamos. Sin embargo Dios no dejo de la mano al hombre entonces (nunca lo deja) y prometio un Mesias que restauraria la escalera (la via del tren hacia arriba, si se quiere). La restauro poniendose El mismo como escalera. Por su pasion y por su cruz nos salvo, nos redimio, y a traves de El, pues El es Camino (Verdad y Vida), llegamos al Padre. Nadie va al Padre si no es por el Hijo. Nosotros somos el tren que quiere ir al Padre porque lo normal de un tren es ir por la via, y lo normal de una criatura es ir hacia su Creador, pero rompimos la via, y Cristo se presta a ponerse El mismo para que podamos ir. Como a la Iglesia se la suele representar como una barca, la barca de San Pedro, aqui podria ser el tren cuyo maquinista es el Papa. Cristo, su Cruz, es el canal, la via hacia arriba, por eso dice que tendremos todo lo que pidamos a Dios en Su nombre. Cristo, via, camino, mediador con Dios. Cristo, Señor mio y Dios mio.

Ah, pero ¿Se acaba aqui el plan salvifico de Dios? Supongo que no parecera poco a nadie, ¿no? Pues aun asi, todavia hay mas, porque como bien vio San Francisco de Asis en otro sueño sobre escaleras, resulta que hay una escalera mas hacia el Cielo.

Marianeta, creo que cuando escuchemos a Led Zeppelin te voy a dar la tabarra otra vez.


¡Viva Cristo Rey y Viva la Virgen de la Ermitana!


2 comentarios:

  1. "para desesperacion de mi hermana, pobrecita, a la que hago escuchar todas mis ocurrencias segun atraviesan mi craneo; ella intenta escapar, pero no la dejo. Soy un torturador"
    Mi queridísimo hermanito dice que es un torturador, en cierto modo, esto es un hecho real. Si su blog tiene seguidores (o si alguien se ha parado a mirarlo) se verá que TODO tiene que ver con la fe, el catolicismo, vírgenes, santos... Dios, uno y trino, Su hijo Jesucristo, sentado a su derecha, y el Espíritu Santo.
    No es que mi hermano haga un blog para hablar de ello, para gente afín a su fe cistiana lea y e apoye. No... No es que el se desahogue así. Él es así.
    Aunque yo dude de esto y en muchas ocasiones, por circunstancias de mi vida, niegue todo ello, sé con certeza que si existe el cielo, mi hermano estará ahi, sentado también a la derecha del Santísimo Padre. No por su enorme fe (que aunque parezca casi imposible, sigue incrementándose), si no por su bondad, su paciencia (aunque sea necesario y justo decir, que cuando se le acabé el mundo corre peligro, un día me pareció sentir un terremoto), y en geneal, por todos sus hechos en su vida, que marcarán la mia todo lo bien que puedan, ya que ninguno de ellos, repito, NINGUNO, podrían clasificarse como nefastos, inútiles o malvados, si no todo lo contrario.
    Si Dios existe, mi hermano es de las mejores obras de su creación (y no digo la mejor porque él me lo negará)

    Gracias, Isael, por cuidarme, por ser mi eterno herano mayor, porque, aunque a veces me moleste, siempre me controlas para bien. Porque aunque esté a punto de cumplir 22 años, para tí siempre seré "Marianeta", "Sisa". Por todo lo que me quieres, que por mucho que digan, dudo que nadie me quiera más de lo que tu me demuestras.
    Gracias, sabes que te quiero.

    FDO: Una atea orgullosa de su hermano, y con ganas de creer.

    ResponderEliminar
  2. Soy Isael. No hay palabras. Es lo mejor que me han dicho o escrito nunca. Tampoco hace falta decir que exagera mucho. ¡Un abrazo eterno, carinyuski!

    ResponderEliminar